Tiempo muerto (10 de 12) – Jordi Canela

ImagenEl entrenador pidió tiempo muerto. Al instante llegó un camarero con una bandeja y se lo sirvió. El otro lo degustó como acostumbra un sibarita: con calma y detenimiento, para poder apreciar cada milésima de segundo. Pero sólo tomó la mitad de lo que le habían traído.

—Camarero!

—¿Que desea el Señor?

—La cuenta, por favor.

—Veo que no ha terminado su plato, ¿el tiempo muerto no ha sido de su agrado, Señor?

—Al contrario. Estaba excelente.

—¿Desea algo de postre o café el Señor?

—Me encantaría, pero he de acudir a una cita. No tengo tiempo.

—Quizá le convenga a usted terminar su plato, eso le daría unos minutos.

—No lo creo. El tiempo muerto proporciona justo el tiempo que uno tarda en tomarlo. Además, no es bueno tomar demasiado: a la larga envejece.

—Ah, entonces pasa como con la leche.

—No me diga, joven. ¿Cómo es eso?

—Si Usted la toma durante cincuenta años, al final será mas viejo.

—Tiene razón, terminaré mi plato.

César Astudillo      2002-10-29 08:03 - antiguos

Comentarios

  1. Anónimo Jr., 2002-10-29 08:18:
    He de reconocer que no lo entiendo, lo siento, pero me queda una agradable sensación de ironía muy reconfortante cuando lo leo, supongo que será algo así como la alegría del ignorante, pero que se le va a hacer, me encanta.
  2. H Cordobés, 2002-10-29 08:33:
    A mí me parece genial. Es el punto medio entre el elixir de la juventud y el mundo real. Quizás “tiempo muerto” no sería el mejor nombre, porque el tiempo muerto es tiempo que se va sin que se aproveche, malgastado. Sin embargo este brebaje proporciona el tiempo que tardas en tomarlo… No pasa cuando lo bebes, sólo esa pequeña fracción de segundo.

    Lo que me despista un poco es ese cambio de que al tomarlo habrá más tiempo para llegar a la cita, es como un funcionamiento más profundo que el supuesto en un principio.

    En fin, dejaré de tomarme la leche por las noches.
  3. Anónimo Jr., 2002-10-29 08:48:
    AH!! ya lo entiendo!!, gracias Cordobés. Es genial Jordi, tremendo, ya sabia yo que este regustillo que me quedaba tenia que ser de algo bueno. ¡Cojonudo!! (lo siento, pero es que me sale así)

Comentarios desactivados para este artículo.