Y es que siempre hay otro punto de vista

He encontrado esto en tamesapien, un weblog australiano que nos ha hecho el honor de mostrar Outsider entre sus enlaces (¿pasará el enlace por el centro de la Tierra?). Tras un poco de investigación, parece que la autoría original podría atribuirse a un tal kilroy_hau, usuario de Slashdot. No he podido resistir la tentación de traducirlo al español. ¡Va por ti, Cere, que sé que te gustan estas cosas!

“La guerra contra el terror no ha terminado”, declara el Emperador

ImagenCORUSCANT – Tras presidir un servicio religioso en conmemoración de las víctimas del ataque sobre la Estrella de la Muerte, el Emperador declaró que, aunque las recientes victorias sobre la Alianza Rebelde son alentadoras, “la guerra contra el terror aún no ha terminado”.

“Seguiremos luchando contra estos terroristas, y los gobiernos delincuentes que les dan cobijo, hasta que el universo sea, de una vez por todas, un lugar seguro, y quede asegurada la estabilidad del Nuevo Orden Galáctico”.

Ha transcurrido un año desde que la Estrella de la Muerte, posiblemente el más importante símbolo del poder del Imperio, fuera destruida en un ataque a manos de Rebeldes fanáticos, que se sirvieron de pequeñas naves monoplaza para burlar unas medidas defensivas supuestamente impenetrables. Miles de familiares y amigos de las víctimas se tomaron de la mano para dar tributo a sus seres queridos.

“Aquel día perdimos la inocencia”, declaró un Soldado de Asalto con los ojos llenos de lágrimas. “El único crimen de mis compañeros era intentar hacer del Universo un lugar más seguro”.

Aunque la jornada estuvo ensombrecida por la tristeza, los asistentes encontraron cierto alivio en la noticia de una victoria decisiva sobre los Rebeldes.

En un ataque dirigido por Darth Vader, fuerzas del Imperio sacaron a la fuerza a varios cientos de Rebeldes de una red de cuevas bajo la superficie del planeta helado Hoth. “No estamos seguros de haberlos cogido a todos”, dijo un portavoz de Vader. “Hay muchos escondrijos en esas cuevas. Pero hemos asestado un duro golpe a la infraestructura terrorista, eso es seguro. Hoy, el Imperio ha contraatacado”.

Los informes iniciales son confusos acerca de la suerte de Luke Skywalker, considerado un héroe entre los rebeldes, y al que se cree responsable del golpe fatal a la Estrella de la Muerte. Skywalker, un antiguo granjero del desierto en el planeta Tattooine, se unió a la Rebelión tras el asesinato de su familia. Skywalker fue entrenado por un ala militar de los Rebeldes, conocida como “los Caballeros Jedi”. Fanáticos en sus creencias religiosas, los “Caballeros Jedi” afirman obtener su poder de una “Fuerza” mística.

Se cree que Skywalker fue entrenado específicamente por el tristemente famoso terrorista O bin Wankenobi. Wankenobi, ocasionalmente llamdo “Ben” y fácilmente reconocido por su siuleta barbuda y su ondulante atuendo, alcanzó un estatus de “mártir” entre los Rebeldes tras su muerte el pasado año durante una misión de espionaje. Sus más fervientes seguidores afirman que Wankenobi aún vive hoy entre ellos, e incluso algunos dicen oír su voz en los momentos difíciles.

El ataque a la Estrella de la Muerte se produjo poco después de la destrucción de Alderastán a manos del Imperio, un planeta cuyo gobierno daba cobijo a los terroristas. En respuesta a las críticas sobre la total aniquilación del planeta, Vader declaró: “No hay término medio en la Guerra contra el Terror. Aquéllos que dan cobijo a terroristas son también terroristas. Alderastán recibió toda clase de advertencias. La lucha por una Libertad duradera incurre a veces en un coste terrible”.

El coste de esta guerra aún puede verse hoy en los continuados esfuerzos por construir un Gobierno de coalición en Tattooine. Las permanentes hostilidades entre los distintos grupos étnicos del planeta, incluyendo los Jawas, los Moradores de las Arenas y los pobladores de los escasos asentamientos humanos, han sido un impedimento al proceso de paz. El Imperio sigue manteniendo una pequeña fuerza de paz hasta que se haya establecido finalmente un Gobierno provisional.

Gran parte de la dificultad de luchar contra las fuerzas Rebeldes estriba en su falta de estructura organizativa central. “No juegan según las reglas tradicionales de la guerra”, lamentaba un portavoz. “Los hay de todas las formas y tamaños, unidos sólo por el deseo obsesivo de destruir al Imperio ántes de ser destruidos por él”.

El Emperador dio cierre a los comentarios de hoy declarando que “el cobarde ataque contra la Estrella de la Muerte ha dejado una profunda cicatriz en el Imperio. Sin embargo, no cejaremos en nuestra lucha hasta que el último de los malhechores haya sido conducido a la Justicia”. Tras detenerse por unos momentos y limpiarse una incipiente lágrima, añadió con determinación: “Nunca olvidaremos”.

“Ojalá pudiéramos convivir todos en paz”, dijo uno de los afectados. “Pero es difícil ofrecerle una rama de olivo a una secta de fanáticos religiosos cuyo único recurso es la violencia y que insisten en referirse a nosotros como el Lado Oscuro”.

César Astudillo      2002-05-20 13:37 - antiguos

Comentarios

  1. Cere, 2002-05-20 13:52:
    Gracias por tu dedicatoria Outsider. Es un honor. MCAFLives!! 0Friction4Ever!!
  2. Anónimo, 2002-05-20 14:07:
    estoy flipando (!!!!)
  3. kilroy_hau, 2002-05-20 14:22:
    Hola:

    Soy el usuario que puso ese texto en Slashdot.org, pero lamentablemente no soy el autor.

    Lo encontre en otro foro ( ubicado en http://pub59.ezboard.com/belforosinnombre ) y tal cual lo he mandado por correo y pegado en foros.

    Me hubiara gustado tener tanta imaginacion, lamentablemente no es asi.

    Kilroy was here!

Comentarios desactivados para este artículo.