...Y a continuación, una petición del público

ImagenAyer, un estimado amigo y miembro de la parroquia (aunque no se prodiga mucho en los comentarios) me pidió que habláramos sobre Dilbert, la tira cómica sobre el kafkiano mundo de la empresa tecnológica que no necesita presentación.

Como no acaba de tener sentido postear sobre algo que casi toda la parroquia conoce, propongo el siguiente ejercicio: ¿Podéis contarnos coincidencias asombrosas entre situaciones reales vividas en el trabajo o en la vida personal, y viñetas de humor gráfico?

César Astudillo      2002-04-19 05:32 - antiguos

Comentarios

  1. Outsider, 2002-04-19 05:47:
    Allá va una: El preciso día en que nuestro director de área, finalmente, nos anunció que nuestra empresa acometería un expediente de regulación de empleo, después de semanas de comentarios en ese sentido en la prensa, que incluían las abiertas declaraciones al respecto del presidente del grupo accionista de referencia, en Dilbert.com apareció la siguiente tira (más o menos):
    Dogbert (al Jefe): Aquí tienes el discurso con el que explicarás a los empleados lo de los despidos. Debes estar preparado: es posible que te hagan preguntas incómodas relativas al hecho de que se tuvieron que enterar del asunto por los periódicos.
    Jefe (ya en el auditorio, respondiendo a las preguntas de los empleados): No, no he notado que voy dejando un rastro de baba cuando me arrastro por el suelo.
  2. Outsider, 2002-04-19 06:02:
    Otra: Una compañera, en su antiguo trabajo, había tenido un día terrible: habían despedido a un puñado de personas en su pequeña empresa, en medio de un clima de pánico general. Ella se había salvado por los pelos.
    Entonces se dio cuenta de que no había pasado la hora de su calendario de “The Far Side” (de Gary Larson). La viñeta del día mostraba una pecera ardiendo (¡!). Fuera de la pecera había tres peces. Uno de ellos decía: ¡Puf! Nos hemos escapado por los pelos… Bueno, pero ahora estamos jodidos de todos modos…
  3. Fernando Ortega, 2002-04-19 06:17:
    Estamos enfrascados en un proyecto con socio que lleva mareando la perdiz 6 meses y el proyecto lleva todo en estado catatonico de indefinición.
    En medio de la borajine nos llega el chiste de Dilbert por e-mail que dice:
    Dilbert (en una sala de reunión)
    – Hoy es el tercer aniversario de nuestra primera reunión para discutir los requerimientos del proyecto.
    Asitente a la reunión adormilado
    -¿Cuando hayas cacabado podriamos hablra de requerimientos del sistema?

    El chiste ha sido distribuido por email y se porpueso ir a las reuniones con una camistea con el impreso.
  4. Anónimo, 2002-04-19 06:32:
    pense que hiba encontrar algo de los caidos del 19 de abril de 2002 soy una viuda que quedo con dudas

Comentarios desactivados para este artículo.