La hija del poeta

ImagenCinco semanas después de alumbrar a su hija Ada, la esposa de Lord Byron repudió a su marido y obtuvo la custodia exclusiva de la niña. Byron, desolado, dejó Inglaterra para siempre. Horrorizada ante la idea de que su hija heredara de su padre la enfermedad de la poesía, Ada fue criada como científica y matemática. Pero la niña tenía la poesía en la sangre. Quería ser “analista y metafísica”. A los treinta años, escribiría a su madre: “Si no puedes darme la poesía, ¿puedes darme la ciencia poética?”.

Años más tarde, en una cena social, Ada Lovelace oyó hablar de Charles Babbage, de su Máquina Analítica y de su inquietante conjetura: “¿Qué pasaría si una máquina no sólo pudiera efectuar predicciones, sino actuar conforme a ellas?”. Ada mantuvo una intensa correspondencia con el matemático inglés. Creía que algún día las máquinas de calcular como la de Babbage podrían usarse para componer música, hacer dibujos y multitud de otros usos prácticos y científicos. Un día, en una de sus cartas, le describió cómo podría programarse su máquina para obtener los números de Bernoulli. Ada Byron, Lady Lovelace, había creado el primer programa informático.

Lord Byron apenas llegó a ver a su hija. A pesar de ello, escribió en este poema:

¿Es tu rostro como el de tu madre, mi bella hija,
¡Ada! Hija única de mi casa y mi corazón?
Cuanto te vi por última vez, sonreían tus jóvenes ojos azules,
y luego nos separamos -no como nos separamos ahora,
sino con esperanza
- (...).

A los treinta y seis años, Lord Byron moría poco después de lamentar no haber visto de nuevo a su hija. En misteriosa sincronía, Lady Lovelace, Ada Augusta Byron, la hija del cojo y licencioso poeta, moriría también a la edad de treinta y seis años.

En esta breve pero nutritiva biografía de Ada Lovelace podéis encontrar más datos sobre esta insigne outsider y madre fundadora de la ciencia computacional. ¡Ojalá mi hija Ada herede, además de su nombre, su pasión por esa zona borrosa entre el arte y la ciencia!

César Astudillo      2002-04-16 06:55 - antiguos

Comentarios

  1. SMALF, 2002-04-16 07:10:
    ¡Ojalá!
  2. Earful, 2002-04-16 07:25:
    Conociendo el entorno en que están creciendo y los padres que les han tocado en Suerte (con mayúsculas), los 3*AAA serán outsiders e inteligentísimos, estoy seguro… :)
  3. Paty, 2002-04-16 07:40:
    Como presunta programadora, doy fe que de arte… no sé, pero lo que es ciencia, poca. Todo esto de la programación resulta más bien esotérico.
    Resulta curioso que la que inventó de facto el primer lenguaje de programación fuera la hija de uno de los poetas más grandes que ha dado Inglaterra (y el mundo).
  4. Cere, 2002-04-16 07:55:
    Para la posteridad y en recuerdo de Ada Lovelace, ha quedado un magnifico lenguaje de programación (ADA) que si bien está ya algo anticuado, siempre ha sido una referencia en el mundo académico de los lenguajes de programación
  5. Ulisses, 2002-04-16 08:10:
    Más madera!
    Siguiendo la expresión de Groucho
    Marx(Si ,Marx) añado que ADA entra ,también ,en la literatura con Nabokov.
    Remember”Lolita” de Nabokov/ Kubrick,de reciente remake.
  6. Outsider, 2002-04-16 08:25:
    Bueno, eso no lo he dicho… Yo le puse Ada a mi hija por Ada Lovelace, pero mi mujer le puso Ada a su hija por la novela de Nabokov. Y no estamos hablando de “Lolita”, sino de “Ada o el ardor”.
  7. javier, 2002-04-16 08:40:
    mi hermana se llama Ada!
  8. Ulisses, 2002-04-16 08:55:
    Disculpa Outsider,mí intención era vincular a Nabokov con la filmografia conocida del autor;
    no como muestra de rigor bibliográfico.
    Gracias and sorry.

Comentarios desactivados para este artículo.