Torres Quevedo, maestro de la cibernética

ImagenHoy, 8 de abril, se celebra por rigurosa arbitrariedad el Día Outsider de Reconocimiento a Leonardo Torres Quevedo. Este señor con pinta de ingeniero finisecular (que lo era), honró a España con invenciones más trascendentes y menos reconocidas que el palo del chupa-chups y la fregona: el dirigible rígido, el teleférico, el control remoto por radio, la computación análógica... Incluso creó el Ajedrecista (ved la pinta que tenía el artefacto), una máquina electromecánica que ganaba mates de rey y torre contra rey, y que fue el primer autómata que logró ganar un juego humano. A los que no le conozcáis, este enlace os urge.

Gracias, don Leonardo, por no hacer caso a don Miguel de Unamuno con aquello de “¡que inventen ellos!”

César Astudillo      2002-04-08 06:31 - antiguos

Comentarios

Comentarios desactivados para este artículo.