¡Oops! Aunque, bien pensado…

ImagenQuisieron encontrar el elixir de la juventud eterna, e inventaron la pólvora. Quisieron desarrollar un fármaco para la angina de pecho, y les salió la Viagra. Estos y otros ejemplos de inventos con aplicaciones imprevistas se recogen en este corto artículo de la revista Wired que me ha pasado gentilmente Luis Sotillos, de Arquitecturas.

César Astudillo      2002-02-06 05:34 - antiguos

Comentarios

Comentarios desactivados para este artículo.