Estas cosas no se aprenden (microcuento)

Imagen- Estas cosas no se aprenden. Hay que nacer. Si no has nacido para esto, es mejor que lo dejes. – Pero… ¡yo quiero servir al Reich! – Lo harás mejor desde la Wermacht, hijo. Las SS no son para ti.

El sargento le dio una palmada paternal en el hombro y se alejó con paso vivo. El joven recluta rubio de diecinueve años, con la mano aún temblorosa, enfundó la Luger y se fue en dirección opuesta, derrotado, con lágrimas de rabia apenas contenidas en sus ojos azul cielo. Samuel Weissmann, el corredor de seguros judío, aún de rodillas, lloró también, agradecido por un día más de vida.

*Making-of:* Buscando un tema para un microcuento, robé una frase al azar de la novela que estaba leyendo mi mujer. “Estas cosas no se aprenden. Hay que nacer”. El comentario de Pedro en el post anterior, haciendo referencia a los esfuerzos de Pio XII por exorcizar a Hitler, proporciónó el otro componente de la fórmula. Es divertido hacer microcuentos así: lo recomiendo.

César Astudillo      2002-01-28 07:20 - antiguos

Comentarios

  1. Anónimo Jr., 2002-01-28 07:35:
    Intento imaginarme la situación y lo único que me viene a la cabeza es el húmedo charco de barro sobre el que me he arrodillado, las piedrecillas que se me clavan en los dedos de los pies, el frió hierro del cañón que esta apoyando en mi cabeza, y no puedo por menos que preguntarme, quien esta pensando ¿Porque no me deja el sargento disparar? Y ¡¿PORQUE?!

Comentarios desactivados para este artículo.