Tiempo muerto (3 de 12) – Joaquín Castillón

ImagenLaura llevaba rato con la mano en la pierna de Javier, pero en aquel momento se dio cuenta, y al tiempo que le decía —chiquitín—, subió su mano a la entrepierna y le pegó un apretón cariñoso.

—¡Joder!, Vaya sorpresa. El chiquitín se ha hecho mayor —dijo mientras reía.

—No veas como me tienes desde hace rato.

—¿Síii? Pues ahora verás —dijo Laura mientras empezaba a manipular rítmicamente la enorme erección.

Él, más salido que el rabo de un cazo, la atrajo hacia sí, y unió su boca a la de ella, mientras su mano acariciaba uno de sus pechos. Laura suspiró y mientras aceleraba sus movimientos entreabrió los ojos y exclamó sobresaltada:

—¡Está verde! —al tiempo que oían un sonoro pitido.

César Astudillo      2002-10-29 07:49 - antiguos

Comentarios

  1. Anónimo Jr., 2002-10-29 08:04:
    Bueno, bueno… lo cierto es que era lo único que echaba de menos en este sitio alguna referencia erótica de vez en cuando.
  2. Outsider, 2002-10-29 08:19:
    “¿Erótica?” Qué piadoso eres con los adjetivos… ;-)
  3. Outsider, 2002-10-29 08:34:
    Puestos a ser piadosos, al cuento también se le podría poner este título prestado de un LP (y de una canción) de Víctor Manuel y Ana Belén: “Siempre hay tiempo para la ternura” :-D
  4. Jor, 2002-10-29 08:49:
    Lo encuentro muy gracioso y, además, se me antoja muy posible, lo cual me hace mas gracia. Muy bueno.
  5. El Coyote, 2002-10-29 09:04:
    Me hubiése gustado un poco más de dulzura por parte del narrador.
    Tal como nos describe la última escena, no me concuerda con la expresión de Laura. creo que ella, no diría:
    “¡Está verde!” si no más bien:
    ¡¡¡Calla, coño!!! ...tras oir un sonoro pitido.

Comentarios desactivados para este artículo.