Estelas en la eternidad (postulado a debate)

Las personas nos apegamos a las perspectivas reducidas. Eso nos hace nacionalistas, sexistas, racistas, especieístas… y presentistas. Creemos que un momento infinitamente pequeño del tiempo (el presente) es más real que las vastas inmensidades del pasado y el futuro. Y eso nos causa dolor. – Ya veo que tendré que explicarme. Poneos de fondo esta musiquilla (la Gymnopedie 1 de Eric Satie), y escuchad mi propuesta. – – En cierto modo el mundo es tetradimensional, y la cuarta dimensión es el tiempo. Esta idea no es nueva. Pero si el tiempo es una dimensión del espacio, entonces el universo está detenido, y nosotros, seres tridimensionales, lo recorremos como una cabeza magnética recorre una cinta. Dotados de albedrío, los humanos somos como pinceles que dejan trazos de vida sobre el infinito lienzo tetradimensional, permanentes, magníficos en su eternidad, radiantes en sus intrincados gradientes de causa-efecto y sus turbulentos arabescos de efectos mariposa. – Unos trazos son cortos, otros largos. Unos anárquicos y furiosos, otros sutiles y llenos de armonía. Pero todos los momentos que hemos vivido están ahí, más allá de nuestra visión presentista, no menos reales que el presente. – ImagenEl deseo de eternidad es un engaño. Ya somos eternos. Todos nuestros momentos felices siguen estando ahí, en otra zona del inmenso lienzo tetradimensional de una realidad magníficamente estática como un rollo de película. Parménides estaba en lo cierto, el movimento es una ilusión. – Cuando pienso en los seres queridos que me han dejado, pienso en los incontables momentos de felicidad que están viviendo ahora mismo, mientras escribo estas líneas, de muchos de los cuales no llegué a saber nunca. No puedo participar de estos momentos porque estoy en un ahora distinto, pero ¿qué importancia tiene eso? Sólo son las limitaciones de mi pobre visión presentista. – Pensad en aquéllos por quienes guardáis duelo. Si os dijeran que están vivos, sólo que llevan una vida feliz en un continente lejano con el que no hay comunicación posible, ¿no encontraríais su falta mucho más soportable? Pues bien: así es exactamente como son las cosas. Nuestros muertos viven en lejanos archipiélagos de felicidad a los que no se puede viajar, y su felicidad pasada reverbera, tan sólida y cierta como la felicidad de los presentes, en el lienzo del ahora eterno. – Es sólo una perspectiva. Pero a mí me sirve. ¿Y a vosotros? – (la ilustración pertenece a la colección de papeles recortados de Henri Matisse, y se titula “Icaro”)

César Astudillo      2002-01-07 12:58 - antiguos

Comentarios

  1. cere, 2002-01-07 13:13:
    Ya que nos podemos mover de forma natural en 3 dimensiones del espacio, ¿porque no nos dejan movernos en una cuantas dimensiones más del tiempo?. Coño!, al menos nos podían dejar moviérnos en los dos sentidos sobre la única dimensión del tiempo que podemos tocar… ¿no?
  2. Outsider, 2002-01-07 13:28:
    Ya ves. Son las reglas del juego: tenemos que escribir nuestra vida de corrido, con tinta indeleble… y no hay “tipp-ex”. Como dijo John Lennon: “esto es la vida, no el ensayo general”.
  3. Earful, 2002-01-07 13:43:
    Me has hecho recordar la idea del horizonte de sucesos y el cono del espacio tetradimensional dentro del que nos podemos mover en un instante dado (y me quedo más ancho que largo)
  4. Pedrito, 2002-01-07 13:58:
    Supongamos; Un tipo con un par de dedos de frente y un marcado caracter emprendedor que se propone “el crecimiento constante”, conceto nuevo y revolusionador que atraera la atencion de las hembras de su especie, objetivo basico en todo proyecto que se precie. Este concepto se basara en una unica consina: “cuanto mas tamaño y mas consumo, mejo” . Si el elemento este creciera constantemente durante el tiempo suficiente, acabaria por zamparselo to y al ser el unico que quedaria a excepcion del tiempo se acabaria tragando a este tambien y llegado este punto yo me pregunto: ¿que ocurrira con este gacho si el tiempo que le llega no es suficiente pa saciarlo y quiere mas? y tambien me pregunto yo ¿habra otro gacho como este lo suficiente mente lejos de el como para que no hubiese relaccion entre ambos y haya empezao antes que el ha zamparselo to?
  5. Outsider, 2002-01-07 14:13:
    Ostras Pedrín… (quiero decir Pedrito)... menuda pregunta. Bueno, contestaré: el gacho que mencionas se llama Dios. Bueno, o por lo menos come como Dios. Y nosotros venimos a ser su flora intestinal.

Comentarios desactivados para este artículo.