Claude Shannon: Padre de la era digital e inventor de la Máquina Definitiva

ImagenLa mención hace dos días del ingenio de mi amigo (un PC que se apaga a sí mismo —¡suicidio digital!—), me ha recordado a Claude Shannon, uno de los padres de la Era Digital, que en un estudio publicado en 1948 definió matemáticamente la posibilidad de transmitir información gracias a la codificación digital con un nivel de error tan bajo como se desee. En 1995 exploré la belleza de esta proposición en esta pequeña columna. En una entrevista le preguntaron si, a su entender, las máquinas pueden pensar. Shannon contestó: “Puede Vd. apostar que sí. Yo soy una máquina. Usted es una máquina. Y los dos pensamos, ¿no?”.

Bueno, pero la razón por la que mi amigo me recordó a Shannon es que este hombre también era muy aficionado a construir ingenios electromecánicos asombrosos y divertidos. Su favorito era lo que él llamaba “la máquina definitiva”, basada en una idea de Marvin Minsky y descrita así por Arthur C. Clarke en su libro “”Voice Across the Sea””:http://s1.amazon.co.uk/exec/varzea/ts/exchange-glance/Y01Y0681988Y8748289/qid=1032506709/ref=sr_aps_zshops_1_1/026-6036584-5614856:

“Nada podría ser más sencillo. Se trata simplemente de una pequeña arca de madera, de la forma y tamaño de una caja de puros, con un conmutador en una de sus caras. Cuando uno acciona el conmutador, empieza a sonar un fuerte y desagradable zumbido. La tapa se levanta lentamente, y de ella emerge una mano. La mano desciende, deja el conmutador en su posición inicial, y se retira al interior de la caja. Inapelable como un ataúd que se cierra, la tapa desciende de un golpe, el zumbido cesa y la paz vuelve a reinar.

El efecto psicológico, si uno no sabe qué esperar, es devastador. Hay algo inefablemente siniestro en una máquina que no hace absolutamente nada excepto apagarse a sí misma”.

César Astudillo      2002-09-20 05:31 - antiguos

Comentarios

  1. egoexmachina, 2002-09-20 05:46:
    Hay algo extrañamente poético en eso de la maquina que no hace absolutamente nada excepto apagarse a si misma. Ojalá se extienda eso entre los tecnólogos y los tecnófilos
  2. Outsider, 2002-09-20 06:01:
    Larga es la tradición de los tecnófilos poetas, o de los poetas tecnófilos, como quieras. Arranca en Pitágoras y no terminará nunca. El enfrentamiento entre tecnología y humanidades es tan lamentable como artificioso.

Comentarios desactivados para este artículo.