El sentido de la vida

ImagenSiempre que la vida la deprima, Sra. Brown,
y las cosas se pongan algo duras,
y la gente sea estúpida, asquerosa o tarada,
y Vd. esté un poquito harta…

...Recuerde que está sobre un planeta que evoluciona
y revoluciona a catorce mil kilómetros por hora,
y orbita a veinte kilómetros por segundo, es cosa sabida,
alrededor de un sol que nos da energía.
El sol y Vd. y yo y todas las estrellas visibles
se mueven millones de kilómetros cada día
en un brazo espiral exterior, a sesenta y cinco mil kilómetros por hora,
de la galaxia que llamamos “Vía Láctea”.

Dicha galaxia contiene cien mil millones de estrellas.
Tiene cien mil años luz de diámetro.
Tiene un abultamiento en el centro,
de dieciseis mil años luz de grueso,
pero entre nosotros, sólo tiene tres mil años luz de ancho.
Estamos a treinta mil años luz del centro galáctico.
Le damos la vuelta cada doscientos millones de años,
y nuestra galaxia sólo es una entre millones de billones
en este asombroso universo en expansión.
El universo sigue expandiéndose y expandiéndose
en todas las direcciones que puede
Tan deprisa como es posible, a la velocidad de la luz, sabe usted;
y eso es todo lo deprisa que se puede ir.

Así que recuerde, cuando se sienta pequeña e insegura,
lo asombrosamente improbable que es que Vd. haya nacido,
y rece porque haya vida inteligente allá arriba, en algún lugar del espacio,
porque lo que es aquí en la Tierra, es todo gilipollez.

Traducido del guión de “El sentido de la vida”, de Monty Phyton. Podéis encontrar el guión completo César Astudillo      2002-07-01 08:25 - antiguos

Comentarios

Comentarios desactivados para este artículo.