¿Habéis sido alguna vez tan felices como de niños?

“Por mi parte, podría haceros la misma confidencia que un día Merleau-Ponty hizo a Sartre: «Nunca me repondré de mi incomparable infancia.»”. Así dice Fernando Savater en La peregrinación incesante, este texto que he encontrado en La Biblioteca de Bizien mientras buscaba el texto de apoyo ideal para el post de hoy.

ImagenY es que el sábado pasado mi padre y yo estábamos charlando acerca de la impresión subjetiva de felicidad, y estábamos de acuerdo en que la felicidad presente nunca es comparable al recuerdo de los períodos felices de la infancia. ¿Alguna vez habéis tenido un sentimiento de hogar tan fuerte hacia una casa, como el que sentíais de pequeños hacia la casa de la infancia?

Personalmente, yo tengo la suerte de renovar esa felicidad (al menos, de prestado) cuando juego con mis hijos. Pero el niño que vive dentro de mí (negociando, discutiendo y buscando constantemente pactos y soluciones de compromiso con mi yo adulto) sigue buscando algo parecido a la felicidad de los críos.

¿Qué opináis del asunto? ¿Habéis sido más felices de pequeños, o ahora? La felicidad (al menos, en esa variedad pueril que podríamos llamar “beatitud” o “dicha”, y que en inglés se dice “bliss”, como en “ignorance is bliss”) ¿es algo que alguna vez se tuvo y nos pasamos la vida intentando recuperar? ¿Perseguís reencontraros con sensaciones recordadas pero perdidas, como esos amigos del colegio de los que recordamos los dos apellidos, pero de los que no sabemos su paradero?

César Astudillo      2002-05-24 11:09 - antiguos

Comentarios

  1. Miguel, 2002-05-24 11:24:
    La niñez muchas veces es idealizada, y de la misma forma la felicidad que ella alberga, hay que recordar que a pesar de jugar y no tener que trabajar, también teníamos peleas, dolores y sufrimientos, que con el tiempo van desapareciendo. No hay felicidad como la recordada. Y en palabras de un personaje de TV “Lo bueno de la niñez, es que en algún momento acaba”
  2. Earful, 2002-05-24 11:39:
    La felicidad en mi infancia la recuerdo como originada por el hecho de tener tiempo para hacer muchas cosas, y por la sensación de estar frente a un mundo gigantesco con millones de cosas que descubrir. Recuerdo cuando encontré un libro de Física, editado en los años 30, en el trastero de mis abuelos: en él se hablaba de Einstein y de su novedosa teoría de la relatividad, de los espacios de Mikowski, de los experimentos de Pascal (el señor, no el lenguaje…)

    Mucho tiempo libre para ocupar, sí. Incluso podía llegar a aburrirme (y eso era un martirio insufrible, claro)

    Pero quizás sea la visión de aquél tiempo desde éste.

    Por cierto: “ignorance is bliss” es una frase de “Matrix” ¿lo sabías?
  3. Outsider, 2002-05-24 11:54:
    Claro que lo sabía; pero no es original de Matrix, sino un intemporal adagio…
  4. Earful, 2002-05-24 12:09:
    No pretendía decir que fuese original de “Matrix”; sólo que aparece en la peli (cuando Cypher está comiendo ese filetón casi crudo) :)
  5. javier, 2002-05-24 12:24:
    Dice el refrán que “cualquiér tiempo pasado fue mejor”, y yo creo que eso es lo que nos pasa.

Comentarios desactivados para este artículo.